977233412 premsa@arqtgn.cat

En la III Jornada Mundial de los Pobres que se celebra mañana domingo, el Papa Francisco invita por tercer año consecutivo a dar visibilidad a la realidad que viven muchas personas de todo el mundo. En el mensaje para este año el pontífice nos recuerda que «todos los días nos encontramos con familias que se ven obligadas a abandonar su tierra para buscar formas de subsistencia en otros lugares. […] ¿Cómo olvidar, además, a los millones de inmigrantes víctimas de tantos intereses ocultos, tan a menudo instrumentalizados con fines políticos, a los que se les niega la solidaridad y la igualdad? ¿Y qué decir de las numerosas personas marginadas y sin hogar que deambulan por las calles de nuestras ciudades?».

En esta Jornada, el mensaje del papa Francisco anima a los cristianos y a todas las personas de buena voluntad a acompañar a quienes padecen situación de exclusión social, no únicamente en los momentos concretos llenos de entusiasmo, sino en un compromiso prolongado en el tiempo. Este llamamiento resuena con fuerza en Cáritas y evidentemente Cáritas Diocesana de Tarragona, como en todo el territorio, acoge las personas en situación de riesgo de pobreza y exclusión social, especialmente las más vulnerables, acompañándolas en su proceso de promoción y desarrollo integral. Las problemáticas sociales son muy diversas y la pobreza es cada vez más compleja. Los problemas que más preocupan, por la manera como están afectando en las situaciones de exclusión social de las personas, son la precariedad laboral y las dificultades para acceder a la vivienda, la salud y las situaciones de aislamiento social más grave.

Salvador Grané, director de Cáritas Diocesana de Tarragona explica que «en el día a día, Cáritas promueve un programa sociolaboral de orientación con intermediación laboral, con distintos cursos de formación ocupacional para la mejora de los participantes y también cursos de formación lingüística y formación de habilidades.» Asimismo, el servicio de inmigración acoge, informa y asesora en temáticas específicas de las personas inmigradas, en la tramitación de la documentación necesaria para la integración social, laboral y cultural. Respecto a las situaciones de aislamiento social, Grané señala que «se atiende al colectivo de la gente mayor, que es uno de los grandes demandantes de acompañamiento y al de la infancia, con el refuerzo escolar que se presta en Reus y Tarragona.»

El director de Cáritas añade que «colaboramos en la cobertura de las necesidades básicas de la población más vulnerable, en la distribución de alimentos, en los comedores sociales de Café i Caliu de Tarragona y el comedor de Reus, en la entrega de ropa, muebles y utensilios, así como ayuda económica y atención a las personas sin techo.» En total 2.549 familias acogidas y 15.638 personas beneficiadas, con 1.170 voluntarios y 36 profesionales.

Salvador Grané lanza un llamamiento a la sociedad: «El reto que tenemos delante es inmenso: la pobreza se cronifica y crecen las desigualdades, como demuestran las estadísticas. Esta situación ha pasado a ser estructural: es preciso hacerle frente y encontrar soluciones desde todos los ámbitos: administraciones, políticos, empresas, entidades, sociedad civil y cada uno de nosotros. Queramos o no, nos afecta a todos», concluye el director de Cáritas.

Ús de galetes

Aquest lloc web utilitza galetes perquè tingueu la millor experiència d'usuari. Si continua navegant està donant el seu consentiment per a l'acceptació de les esmentades cookies i l'acceptació de la nostra política de cookies . ACEPTAR

Aviso de cookies