977233412 premsa@arqtgn.cat

Casado y padre de tres hijos, durante más de cuarenta y cinco años ha ejercido como maestro, profesor de secundaria e inspector de educación. Actualmente jubilado, además de ser el director del Secretariado diocesano para la enseñanza y la escuela cristiana colabora con el Institut Superior de Ciències Religioses Sant Fructuós (INSAF) como profesor invitado impartiendo la asignatura Sociedad, religión y escuela. También es catequista de la parroquia de Sant Pere i Sant Pau.

  ¿Cuál es la misión de esta delegación?

Cuida de la presencia de la Iglesia en el mundo de la enseñanza y mira de ser el medio adecuado a través del cual el obispo ejerce las responsabilidades que le corresponden con los centros de la escuela cristiana ubicados en la archidiócesis.

En cuanto a la escuela pública, cuida de la enseñanza de la religión y moral católicas. Por ello, propone a la Administración pública los nombres de los docentes que han de impartir la asignatura, les ofrece formación permanente y los acompaña en su trabajo.

A nivel institucional mantiene relaciones, entre otros, con la Conselleria d’Educació de la Generalitat de Catalunya y con la Conferencia Episcopal Española, a través de la Comisión de Educación. Además, lleva a cabo sus servicios de forma coordinada con el Secretariat Interdiocesà d’Ensenyament de la Religió a Catalunya (SIERC).

—A partir del día 15 de marzo se abre el periodo para las preinscripciones escolares de infantil, primaria y secundaria. ¿Qué se debe tener en cuenta a la hora de elegir escuela? ¿Ahora es el momento de elegir la clase de Religión?

Elegir escuela no es fácil, si no se tiene claro qué significa para nosotros una buena educación, porque de ello depende que elijamos un centro u otro. Y si se hace esta reflexión lo primero que debemos eliminar son los prejuicios. Por supuesto que las escuelas cristianas son una buena opción para nuestras familias, pero debemos tener en cuenta también el proceso burocrático, que es complicado. Un 6% de los alumnos no entran en el centro escogido en primera opción por no haber tenido en cuenta este proceso. Es importante participar en las jornadas de puertas abiertas, mirar las webs de los centros y sus redes sociales y aclarar todas las dudas que se nos planteen.

Sí, ahora es el momento de elegir la clase de Religión, que no es un privilegio de la Iglesia Católica ni una concesión del Estado. Es un derecho de las familias recogido en la legislación internacional, estatal y autonómica. Y para las familias cristianas debería ser no sólo un derecho, sino un deber. Educar sin la dimensión trascendental de la fe es un error.

¿Qué valor añadido aporta la escuela cristiana a la educación hoy en día?

El principal valor es el profesorado y el personal de los centros, profesionales con vocación, comprometidos con la misión, la visión y los valores de la escuela, bien preparados y en constante actualización y perfeccionamiento.

Centros innovadores e integradores, con idearios de una clara y manifiesta raíz evangélica, donde está presente la voluntad de estimular la convivencia, de impulsar la aceptación del otro, el trabajo en equipo, las relaciones fraternas, el respeto de las opiniones y de toda creencia, idea o costumbre.

Últimamente se ha hablado mucho de la afectación que puede tener la Ley Celaá en la escuela concertada. A grandes rasgos, ¿qué cambios introduce esta Ley?

Esta ley permite a la administración pública distribuir los alumnos por centros, reduciendo significativamente la elección educativa de los padres, un derecho avalado por la Declaración Universal de los Derechos Humanos, suprimiendo la libertad de elección de las familias como criterio para mantener o reducir aulas. Entre otros aspectos, se inventa un derecho a la educación «pública» —cuando el derecho reconocido en la Constitución es el derecho a la educación, sin calificativo—; lo enfrenta al modelo de educación concertada, ampliamente implantado en Europa, rompiendo el equilibrio y la complementariedad de redes que se ha mantenido hasta ahora. Además, limita la autonomía de los centros, devalúa la enseñanza de la asignatura de Religión en la escuela aplicando un laicismo impropio y pone en duda la supervivencia de los centros de educación especial.

Entrevista publicada en el Full del domingo 7 de marzo de 2021

Ús de galetes

Aquest lloc web utilitza galetes perquè tingueu la millor experiència d'usuari. Si continua navegant està donant el seu consentiment per a l'acceptació de les esmentades cookies i l'acceptació de la nostra política de cookies . ACEPTAR

Aviso de cookies