977233412 [email protected]

El Museo de Montserrat abrirá la temporada de otoño con una exposición antológica dedicada al escultor de Alforja Josep Salvadó Jassans (Alforja, 1938-2006), del que se conmemora este año el décimo aniversario de la muerte. La muestra, que es también un homenaje a la persona y al artista, es fruto del trabajo de los historiadores Jorge Egea y Adrián Arnau, que actúan como comisarios, con el apoyo de la familia Jassans, que ha prestado una buena parte de las obras que se mostrarán al público. Estará formada por cerca de 50 piezas, que ilustran los principales argumentos de la creación de Jassans. La exposición, que lleva por título La Grecia Imaginada, se inaugura el próximo viernes 30 de septiembre en el Espacio de Arte Pere Pruna del Museo de Montserrat y se podrá visitar hasta el 5 de febrero de 2017.

La muestra recoge una antología de la obra del escultor, que la analiza desde una perspectiva que quiere resaltar el pensamiento y la filosofía creadora del artista. Presenta al público aspectos complementarios de su obra, como son sus dibujos, sus pinturas y sus proyectos no realizados. También aparecen otros aspectos del proceso de realización de la escultura, tanto de carácter técnico como conceptual, ambos inherentes al buen saber del oficio del escultor, formado según la mejor de las tradiciones figurativas de nuestra casa.

En las obras y en las palabras de Jassans, la referencia a Grecia ha sido siempre constante. Grecia, como modelo e ideal de perfección; Grecia, como deseo; Grecia, como sueño … Los griegos antiguos y el equilibrio entre la ciencia y la naturaleza, la intuición y la razón, la emoción y la contención … Sin embargo, las circunstancias hicieron que Jassans no viajara nunca en este país, y su contacto real con las esculturas griegas tuvo lugar únicamente mediante los viajes a tierras italianas de la Magna Grecia o visitando museos de otros países de Europa.

A diferencia de otros artistas, a lo largo de la historia para los que el viaje en Grecia supuso un hito en sus vidas, la Grecia de Jassans fue algo inalcanzable, lo que se desea pero que, por uno u otro motivo, es inaccesible. No pudo ser, por tanto, una Grecia real, sino una Grecia imaginada.

A la manera de los griegos antiguos, la obra de Jassans es el fruto de un trabajo de alto nivel en la representación de la figura humana, como resultado principalmente de una reflexión estética y filosófica, de una idea de entender y de transmitir el legado de la Antigüedad, una devoción por Grecia, una Grecia soñada, vivida e interiorizada, un concepto sintetizado por la «mediterraneidad», expresión tan presente en la formación de la nueva figuración catalana de la segunda mitad del siglo 20 .

Discípulo de Rebull, Jassans fue un artista reconocido, y seguramente el escultor de toda esta generación que creó una obra más sensata, coherente y honesta con los principios de persistencia del espíritu clásico. En pocas ocasiones encontramos escritos sus pensamientos. Como profesor y catedrático de la Universidad de Barcelona supo transmitir a varias generaciones su saber escultórico y sus ideas estéticas.

Después de Montserrat, la exposición se podrá ver en el Museo Europeo de Arte Moderno, institución que ha colaborado en la muestra, además del Museo Deu del Vendrell, el Ayuntamiento de Alforja y la Diputación de Tarragona.

Ús de galetes

Aquest lloc web utilitza galetes perquè tingueu la millor experiència d'usuari. Si continua navegant està donant el seu consentiment per a l'acceptació de les esmentades cookies i l'acceptació de la nostra política de cookies . ACEPTAR

Aviso de cookies