977233412 [email protected]

Impulso eclesial, transformación social. Desde un tiempo de incertidumbre, una mirada de confianza es el título del documento final que ha elaborado la Comisión Diocesana para hacer frente a los efectos de la pandemia, y que se presentó el pasado día 4 de noviembre en un acto telemático , a través del canal de Youtube del Arzobispado. La Comisión, que se constituyó el mes de mayo, ha querido preparar el documento como un marco de propuestas que, desde la archidiócesis y también desde otras instancias extra eclesiales, se puedan implantar para ayudar a reducir el impacto negativo que la pandemia causa sobre las personas, sobre todo en los colectivos más vulnerables.

-¿Cómo ha sido el trabajo de la Comisión diocesana a lo largo de estos meses?

En un primer momento, el trabajo de la Comisión fue de análisis de la situación: reflexionar ampliamente sobre qué está pasando y por qué está pasando. Y aquí surgieron unas constataciones que se consideraron importantes para explicar la realidad que estamos viviendo. ¿Qué nos está diciendo esta situación, tanto en la Iglesia de Tarragona como en nuestra sociedad del siglo XXI?

A la luz de esta reflexión y de estas constataciones planteadas, se subrayaron algunas de las prioridades que se deberían abordar con más urgencia, señalando algunos objetivos y propuestas concretas de trabajo. Y todo ello en las dos líneas que consideramos estratégicas, hacia la comunidad eclesial y hacia la sociedad, entendiendo que no pueden ser excluyentes ni pueden avanzar aisladamente.

-¿Qué importancia tendrá este trabajo en la pastoral diocesana?

La tarea de la Comisión ha sido la de ofrecer estas herramientas de reflexión, así como la de subrayar algunas prioridades, proponiendo varios objetivos. Este es el trabajo que la Comisión ofrece y las líneas que propone. Ahora es el Sr. Arzobispo quien lo acoge y al que le corresponde proponerlo como herramienta de trabajo y línea a seguir por nuestra Iglesia de Tarragona. En este momento tan complejo que estamos viviendo, esta Comisión desearía que este trabajo pueda realmente servir a todos los agentes y estamentos diocesanos para hacer una profunda reflexión que ilumine y ayude a nuestra misión.

-¿Cuáles son las propuestas o prioridades más destacadas del documento?

Las propuestas más destacadas se refieren a acciones que afectan a los ámbitos que consideramos más afectados por la situación que nos está tocando vivir. La Comisión propone las siguientes líneas de actuación: respeto a las personas mayores y las personas enfermas; respeto al medio ambiente y el cuidado de la casa común; respecto a las personas en exclusión social: el plan de choque caritativo, la solidaridad y la acción social; respecto a la espiritualidad y la vivencia de la fe y la tecnología al servicio de las personas y las comunidades.

-Como ha influido el magisterio del papa Francisco en la reflexión previa y la elaboración del documento?

Ha influido muchísimo, y de una manera muy directa. Toda la reflexión previa ha sido impregnada por el magisterio del papa Francisco, y no sólo la Laudato si’, sino todos sus textos relacionados con la pandemia, que han sido muy iluminadores. La publicación de la Encíclica Fratelli tutti coincidió con la etapa final del proceso de redacción del documento de la Comisión, y todos nos sorprendió la sintonía entre lo que nosotros constatábamos, y las líneas que el Papa Francisco nos proponía. Su magisterio nos ha marcado la línea a seguir.

Entrevista publicada en el Full Dominical del 15 de noviembre de 2020 (n. 3.688)

 

 

Ús de galetes

Aquest lloc web utilitza galetes perquè tingueu la millor experiència d'usuari. Si continua navegant està donant el seu consentiment per a l'acceptació de les esmentades cookies i l'acceptació de la nostra política de cookies . ACEPTAR

Aviso de cookies