Además de ser el rector de las parroquias de la Santísima Trinidad de Tarragona y de Sant Martí de Altafulla, Mn. Jaume Gené fue nombrado, apenas hace un año, por el arzobispo Joan, director del Secretariado diocesano para la música sacra. Un campo musical que conoce bien por su formación académica en el Pontificio Instituto de Música Sacra en Roma, y sobre el que también imparte la asignatura Teología y Música en la Facultat de Teologia de Catalunya. Además de la música sacra, también ha sido encargado de velar por la pastoral con los gitanos. Este domingo conocemos más a fondo la labor de ambos secretariados.

 —La pastoral con los gitanos quizás es uno de los ámbitos que se desconoce más…

 Sí, es posible. Los gitanos en la parte alta de Tarragona son toda una tradición. Suya era la parroquia de Sant Miquel, los seminaristas iban a hacer catequesis y el mismo cardenal de Arriba y Castro mostraba una dedicación especial. La historia pasa de voz en voz pero la realidad de hoy es nueva y yo la desconocía.

Hoy muchas familias gitanas han pasado a celebrar su fe en las comunidades pentecostales alejándose de la Iglesia católica. Supongo que los factores deben ser múltiples y la primera misión es ver, escuchar y comprender.

Ahora los gitanos han pasado al abrigo de la Parroquia de la Santísima Trinidad, «adoptando» el santo Cristo y haciendo una Cofradía que los hermane, los vincule y les dé cobijo. Ellos mismos quieren ayudar a los suyos a vivir la fe católica, sin renunciar a sus tradiciones y rasgos culturales que los caracterizan.

Hoy por hoy, Cofradía y Secretariado son una misma realidad. El marco de actuación es en torno a la Semana Santa pero tenemos la voluntad de crecer en torno a la Palabra de Dios, con una música significativa para ellos y empática, preocupándonos fraternalmente los unos por los otros y con encuentros variados tanto religiosos como festivos.

 ¿Cómo recibió el encargo de ir al frente del Secretariado para la música sacra?

 Con ilusión, como es evidente. Es un Secretariado con mucha vivacidad y largo camino en la archidiócesis, de trabajo bien hecho, de realidad bien atesorada de repertorio y experiencia. Una historia que quiero y llevo en el corazón con nombres como Mn. Miquel Barbarà que ha sido el último director y testimonio fehaciente de este gozoso camino y otros que ya cantan en el coro de los ángeles: Mn. Magí Sabaté, Mn. Joan Grifoll y tantos otros. Con este testimonio y la amistad y maestría de Mn. Valentín Miserachs emprendo la tarea del Secretariado.

La peculiaridad de hoy de la música en la liturgia es bien compleja, como todo. En este cambio de época, el Secretariado debe poder ayudar también en la pastoral de conjunto y evangelizadora. La música y el canto pueden aportar toda su capacidad de comunión, de eco e interpretación de la Palabra de Dios, de conversión y de sacramentalidad.

 El papa Benedicto XVI afirmaba que la música sacra «debe trasladarnos a otro mundo, a una nostalgia de lo trascendente». ¿Lo comparte?

Es verdad, el papa Benedicto subraya este aspecto sacramental de la música litúrgica, de tocar y experimentar el Misterio. La belleza de una celebración pide una buena proclamación de la palabra de Dios, olor de incienso, un ambiente cuidado, el silencio y el canto. Así se favorece una buena participación activa, una implicación total que favorece «palpar» el Misterio, dar gloria a Dios y crecer en fraternidad.

Es por eso que es importante cantar con amplitud himnos y cánticos, hay que dar tiempo y espacio para que personal y comunitariamente seamos conscientes del Misterio que celebramos y de la gracia que recibimos.

Ayudémonos mutuamente, promovamos la participación, cursos y encuentros, sobre todo la escuela montserratina con los Encuentros de Animadores de Canto… y nuestras comunidades rejuvenecerán.

¿Qué propuestas quieren impulsar desde este Secretariado?

Desde el Secretariado queremos conocer y aprender de lo que se ha hecho en la historia y en el tiempo con un ciclo de conferencias. Ayudaremos y animaremos con materiales y recursos las comunidades cristianas, y también con la propuesta de encuentros y mañanas de trabajo. También será importante recuperar repertorio de música litúrgica en su ámbito propio en algunas celebraciones durante el año.

Entrevista publicada en el Full Dominical del 25 de julio de 2021

Ús de galetes

Aquest lloc web utilitza galetes perquè tingueu la millor experiència d'usuari. Si continua navegant està donant el seu consentiment per a l'acceptació de les esmentades cookies i l'acceptació de la nostra política de cookies . ACEPTAR

Aviso de cookies