La Con­fe­ren­cia Epis­co­pal Es­pa­ño­la (CEE) ha pre­sen­ta­do esta ma­ña­na la Me­mo­ria anual de Ac­ti­vi­da­des de la Igle­sia ca­tó­li­ca co­rres­pon­dien­te al ejer­ci­cio 2015. Esta Me­mo­ria se pre­sen­ta des­de 2008 de for­ma más com­ple­ta y me­jo­ra­da, tras el com­pro­mi­so ad­qui­ri­do con mo­ti­vo del nue­vo mo­de­lo de asig­na­ción tri­bu­ta­ria.

El Pre­si­den­te de la CEE, car­de­nal Ri­car­do Bláz­quez, re­su­me el ob­je­ti­vo fun­da­men­tal de la Me­mo­ria: “acer­car a to­dos, un año más, la ac­ti­vi­dad que ha lle­va­do a cabo la Igle­sia; la ce­le­bra­ción de los sa­cra­men­tos, el anun­cio del Evan­ge­lio, las obras ca­ri­ta­ti­vas so­cia­les y cul­tu­ra­les que se rea­li­zan gra­cias al tra­ba­jo y la en­tre­ga de mi­llo­nes de per­so­nas que con su tiem­po o sus bie­nes par­ti­ci­pan de la mi­sión de la Igle­sia cons­cien­tes de que ello es tam­bién una apor­ta­ción al bien de la so­cie­dad”.

La Me­mo­ria re­co­ge da­tos de di­ver­sas fuen­tes, en­tre otras, las 69 dió­ce­sis es­pa­ño­las que ilus­tra la gran la­bor que la Igle­sia desa­rro­lla con el em­pleo de los re­cur­sos ob­te­ni­dos me­dian­te las apor­ta­cio­nes li­bres de los con­tri­bu­yen­tes. Con o­dos es­tos da­tos se pue­de afir­mar que, aun­que va­lo­rar en tér­mi­nos eco­nó­mi­cos la apor­ta­ción que rea­li­za la Igle­sia a la so­cie­dad es una mi­sión com­ple­ja, su­pon­dría un aho­rro de mi­les de mi­llo­nes de eu­ros para las ar­cas pú­bli­cas. Es más, la cuan­tía que re­ci­be en con­cep­to de Asig­na­ción Tri­bu­ta­ria ge­ne­ra en la so­cie­dad más del 138% del im­por­te re­ci­bi­do.

La la­bor de la Igle­sia

La Me­mo­ria se di­vi­de en dos par­tes: la pri­me­ra co­rres­pon­de a los da­tos de la Asig­na­ción Tri­bu­ta­ria de 2015 y el re­par­to de fon­dos, y la se­gun­da a la ac­ti­vi­dad que la Igle­sia Ca­tó­li­ca rea­li­za en nues­tro país: ce­le­bra­ti­va, pas­to­ral, edu­ca­ti­va, evan­ge­li­za­do­ra, cul­tu­ral y ca­ri­ta­ti­va.

  1. La Asig­na­ción Tri­bu­ta­ria y su dis­tri­bu­ción

En 2015, la Igle­sia re­ci­bió un to­tal de 249.614.608 eu­ros en con­cep­to de la Asig­na­ción Tri­bu­ta­ria de los con­tri­bu­yen­tes.

La ma­yor par­te (199.718.758 eu­ros) más del 80% se dis­tri­bu­yó a las dió­ce­sis en fun­ción de sus ne­ce­si­da­des ge­ne­ra­les. Cada dió­ce­sis, una vez re­ci­bi­da la can­ti­dad que le co­rres­pon­de, pro­ce­de a su re­par­to aten­dien­do a las nor­mas pro­pias de or­ga­ni­za­ción eco­nó­mi­ca dio­ce­sa­na. Este im­por­te su­po­ne de me­dia un 24% de los re­cur­sos dis­po­ni­bles para las dió­ce­sis, aun­que para las de me­nor ta­ma­ño pue­de re­pre­sen­tar has­ta el 80% del to­tal de sus re­cur­sos. Se tra­ta de un mo­de­lo de re­par­to ba­sa­do en la so­li­da­ri­dad y co­mu­ni­ca­ción de bie­nes, don­de pri­ma la ca­pa­ci­dad de aten­der las ne­ce­si­da­des bá­si­cas, en es­pe­cial las de las dió­ce­sis con me­nos re­cur­sos.

Del res­to, un to­tal de 48.154.626 eu­ros se des­ti­na a par­ti­das ge­ne­ra­les como la Se­gu­ri­dad So­cial del cle­ro; cen­tros de For­ma­ción ecle­siás­ti­cos; fun­cio­na­mien­to de la CEE; apor­ta­ción ex­tra­or­di­na­ria para las Cá­ri­tas Dio­ce­sa­nas, di­ver­sas ac­ti­vi­da­des pas­to­ra­les rea­li­za­das tan­to en el ám­bi­to na­cio­nal como en el ex­tran­je­ro; cam­pa­ñas de fi­nan­cia­ción, apo­yo a la Con­fe­ren­cia de re­li­gio­sos; ayu­das para cons­truc­ción y reha­bi­li­ta­ción de tem­plos y a ins­ti­tu­cio­nes de la San­ta Sede, en­tre otros.

El re­ma­nen­te de este ejer­ci­cio se apli­ca al Fon­do de es­ta­bi­li­za­ción del sis­te­ma.     

  1. Ac­ti­vi­dad de la Igle­sia ca­tó­li­ca

En el apar­ta­do de­di­ca­do a la ac­ti­vi­dad ce­le­bra­ti­va, se de­ta­llan los da­tos so­bre la prác­ti­ca sa­cra­men­tal en Es­pa­ña. En 2015, hubo 231.254 bau­tis­mos, 240.094 pri­me­ras co­mu­nio­nes, 51.810 ma­tri­mo­nios y 115.164 con­fir­ma­cio­nes.

En Es­pa­ña se han ce­le­bra­do más de 9,5 mi­llo­nes de eu­ca­ris­tías al año y más de 10 mi­llo­nes de per­so­nas asis­tie­ron a Misa pe­rió­di­ca­men­te, en las 22.999 pa­rro­quias aten­di­das por 18.576 sa­cer­do­tes.

Las ac­ti­vi­da­des pas­to­ra­les, sa­cra­men­ta­les y de aten­ción per­so­nal ofre­ci­das por la Igle­sia su­po­nen la ac­ti­va­ción de gran can­ti­dad de re­cur­sos hu­ma­nos; sa­cer­do­tes, re­li­gio­sos y se­gla­res en­tre­gan lo me­jor de ellos mis­mos al ser­vi­cio de los más ne­ce­si­ta­dos, en un to­tal de más de 47,03 mi­llo­nes de ho­ras de de­di­ca­ción a los de­más.

Cada euro que se in­vier­te en la Igle­sia rin­de como 2,24 eu­ros en su ser­vi­cio equi­va­len­te en el mer­ca­do. Esto es po­si­ble gra­cias a la en­tre­ga ge­ne­ro­sa de mi­les de per­so­nas que se rea­li­za con gra­tui­dad y efi­ca­cia. 

Ac­ti­vi­dad edu­ca­ti­va: no­ve­da­des 2015

Los cen­tros ca­tó­li­cos con­cer­ta­dos, ade­más de trans­mi­tir a los jó­ve­nes los va­lo­res que se de­ri­van del Evan­ge­lio, su­po­nen un aho­rro al Es­ta­do de 2.563 mi­llo­nes de eu­ros. Un aho­rro que re­sul­ta de la di­fe­ren­cia en­tre el cos­te de una pla­za en un cen­tro pú­bli­co y el im­por­te asig­na­do al con­cier­to por pla­za, se­gún ofre­cen los da­tos pu­bli­ca­dos por el Mi­nis­te­rio de Edu­ca­ción.

Son 1.476.918 alum­nos los que se for­man en cen­tros ca­tó­li­cos (8.649 alum­nos más que en 2014).

Un es­tu­dio ela­bo­ra­do para la Me­mo­ria 2015 pone de ma­ni­fies­to que la for­ma­ción ca­tó­li­ca en los co­le­gios ge­ne­ra im­por­tan­tes be­ne­fi­cios en los alum­nos y en la so­cie­dad en com­pa­ra­ción con la me­dia es­pa­ño­la; me­no­res ta­sas de re­pe­ti­ción en to­das las eta­pas, me­nor gas­to por alumno al año, re­du­ce las di­fe­ren­cias so­cia­les, me­nor ín­di­ce de cri­mi­na­li­dad y ma­yor ten­den­cia a las do­na­cio­nes.

Ade­más por cada euro in­ver­ti­do en ac­ti­vi­da­des edu­ca­ti­vas ca­tó­li­cas en co­le­gios se ge­ne­ran 5 eu­ros de for­ma di­rec­ta en la so­cie­dad. 

Mi­sio­ne­ros

La Me­mo­ria de­di­ca un apar­ta­do a la ac­ti­vi­dad evan­ge­li­za­do­ra en el ex­tran­je­ro. En los da­tos pue­de ver­se cómo es­tán dis­tri­bui­dos y cuá­les son los per­fi­les ge­ne­ra­les de los 13.000 mi­sio­ne­ros es­pa­ño­les en el mun­do, de los cua­les 502 son fa­mi­lias en mi­sión. 

Ac­ti­vi­dad cul­tu­ral 

El pa­tri­mo­nio de la Igle­sia es una fuen­te de ri­que­za y va­lor para toda la so­cie­dad. Un pa­tri­mo­nio que anual­men­te su­po­ne para la Igle­sia un gran es­fuer­zo eco­nó­mi­co en reha­bi­li­ta­ción, con­ser­va­ción y man­te­ni­mien­to or­di­na­rio.

Los da­tos que se ofre­cen re­fle­jan el in­te­rés tu­rís­ti­co que des­pier­ta el pa­tri­mo­nio cul­tu­ral de la Igle­sia. En 2015, la par­ti­ci­pa­ción de mi­llo­nes de per­so­nas en pe­re­gri­na­cio­nes, ce­le­bra­cio­nes de Se­ma­na San­ta y fies­tas po­pu­la­res de ca­rác­ter re­li­gio­so así como las vi­si­tas a los bie­nes in­mue­bles de la Igle­sia ge­ne­ró un im­pac­to es­ti­ma­do en el PIB de Es­pa­ña de 32.420 mi­llo­nes de eu­ros, (casi un 3% del PIB).

Ac­ti­vi­dad ca­ri­ta­ti­va y asis­ten­cial 

Como ve­nía su­ce­dien­do en años an­te­rio­res, en el con­tex­to so­cial ac­tual, la Igle­sia ca­tó­li­ca ha in­cre­men­ta­do su ac­ti­vi­dad ca­ri­ta­ti­va y asis­ten­cial. En 2015, uno de los prin­ci­pa­les des­ti­nos de los re­cur­sos de las dió­ce­sis es­pa­ño­las con­ti­nuó sien­do las ac­ti­vi­da­des asis­ten­cia­les que au­men­ta en re­la­ción al año an­te­rior un 10%.

4.791.593 per­so­nas fue­ron acom­pa­ña­das y aten­di­das en al­guno de los 8.966 cen­tros so­cia­les y asis­ten­cia­les de la Igle­sia du­ran­te el año 2015; es im­po­si­ble se­pa­rar esta la­bor de la ac­ti­vi­dad pas­to­ral. Los vo­lun­ta­rios que de­di­can su tiem­po y sus me­jo­res es­fuer­zos a quie­nes más lo ne­ce­si­tan per­te­ne­cen a la Igle­sia, han re­ci­bi­do el anun­cio de la Bue­na No­ti­cia y ali­men­tan su fe en la co­mu­ni­dad ecle­sial. Esa ex­pe­rien­cia es la que da ra­zón de ser a toda su ac­ti­vi­dad.

El va­lor del im­pac­to de la Igle­sia ge­ne­ra­do por la ac­ti­vi­dad asis­ten­cial co­rres­pon­de a 589.629.655 eu­ros, que equi­va­le al ter­cer pues­to en el ran­king de Co­mu­ni­da­des Au­tó­no­mas en ma­te­ria de gas­to asis­ten­cial, se­gún un es­tu­dio rea­li­za­do por la con­sul­to­ra KPMG.

Xtan­tos; de­trás de cada X hay una his­to­ria 

Des­de 2008, el sos­te­ni­mien­to de la Igle­sia de­pen­de ex­clu­si­va­men­te de los ca­tó­li­cos y de to­das aque­llas per­so­nas que re­co­no­cen la la­bor que la Igle­sia rea­li­za. Quie­nes li­bre­men­te quie­ran ha­cer­lo, pue­den mar­car la ca­si­lla de la Igle­sia ca­tó­li­ca en la De­cla­ra­ción de la Ren­ta. Un 0,7% de sus im­pues­tos ten­drán esa fi­na­li­dad, sin cos­te adi­cio­nal para el con­tri­bu­yen­te. Ni pa­ga­rá más, ni le de­vol­ve­rán me­nos. Ade­más es com­pa­ti­ble con mar­car la ca­si­lla de los lla­ma­dos “Otros fi­nes so­cia­les”. 

Para co­no­cer las cuen­tas de la Igle­sia

Ade­más de la Me­mo­ria de Ac­ti­vi­da­des que pue­de con­sul­tar­se en la web, to­dos es­tos da­tos es­tán dis­po­ni­bles en el Por­tal de Trans­pa­ren­cia de la CEE, tan­to de este año como de los an­te­rio­res. Tam­bién se ha rea­li­za­do un fo­lle­to di­vul­ga­ti­vo del que se han he­cho un mi­llón de ejem­pla­res, y que ya ha em­pe­za­do a re­par­tir­se por toda Es­pa­ña, en­car­ta­do en dia­rios eco­nó­mi­cos y en los prin­ci­pa­les dia­rios na­cio­na­les de ca­rác­ter ge­ne­ral

Fuente: Servicios de Información Católica (SIC)

Ús de galetes

Aquest lloc web utilitza galetes perquè tingueu la millor experiència d'usuari. Si continua navegant està donant el seu consentiment per a l'acceptació de les esmentades cookies i l'acceptació de la nostra política de cookies . ACEPTAR

Aviso de cookies