977233412 premsa@arqtgn.cat

Esta semana de marzo, las diócesis catalanas celebramos una nueva edición de la Semana de la Familia, la decimotercera, bajo el lema «La familia: escuela y camino de santidad». En Tarragona, la Delegación diocesana de pastoral familiar le da apoyo a partir de un importante número de servicios y actividades que tienen el objetivo de fomentar la vida de fe en el seno de las familias, acompañándolas cuando lo necesitan en su camino de plenitud matrimonial, primero, y también con los hijos cuando estos se convierten parte fundamental de su proyecto vital.

El equipo de la pastoral familiar da cumplimiento a la misión de la Iglesia anunciando el mensaje de Jesús por y desde la familia, testimoniando la fe a través del numeroso grupo de voluntarios implicados, y celebrando con la promoción de formaciones, encuentros de convivencia, retiros y celebraciones litúrgicas, entre otras, en las que la familia cristiana y su fuerza evangelizadora se encuentra siempre en el centro.

Hoy en día, la complejidad de muchas situaciones humanas que se dan en el seno de las familias hace que los integrantes de la Delegación, laicos, religiosas y sacerdotes, estemos siempre dispuestos para captar sus llamadas que nos mueven a la acción de servicio pastoral en nombre de la Iglesia.

Desde el año 2017, todos los servicios que ofrece la Delegación se sitúan en el Centre Pastoral Les Oblates de Tarragona, espacio de espiritualidad familiar que acoge el Centro de Preparación al Matrimonio (CPM) dedicado a la formación y acompañamiento prematrimonial de las parejas de quieren recibir el sacramento del matrimonio; el Proyecto Raquel que se convierte en una respuesta cristiana de acompañamiento a las personas que lo piden después de haber pasado por un aborto que les ha dejado secuelas y sufrimientos; el Centro de Orientación Familiar (COF) que ayuda a las parejas o matrimonios que viven situaciones difíciles y problemáticas, para que encuentren las soluciones que les ayuden a continuar el camino de vida en común; y Llar Natalis, uno de los proyectos con más alma de la casa y que regentan las hermanas del Verbo Encarnado que, con el apoyo de un centenar de voluntarios y profesionales, acogen madres embarazadas con riesgo de exclusión social que quieren tirar adelante su maternidad. Llar Natalis ofrece alojamiento, la alimentación necesaria para que se desarrolle correctamente su embarazo, atención médica y la atención más adecuada a su hijo, una vez nacido, en cuanto a nutrición, higiene y atención médica. En la casa también se desarrolla el Proyecto Ángel, que ayuda a discernir cómo afrontar la maternidad a las madres o parejas que lo solicitan.

La Delegación está preparando actualmente dos proyectos nuevos: el Proyecto Bressol (cuna), que acompañará y atenderá madres y padres con niños menores de tres años que lo necesiten por falta de recursos propios y/o familiares; y un nuevo servicio para personas separadas o divorciadas que pidan acompañamiento para afrontar estas situaciones humanas que les ha hecho y hace sufrir. Estos proyectos complementarán la acción de pastoral familiar desde el centro Oblatas, una casa que actúa a favor de la familia y la maternidad, respetando y dignificando la voluntad de las personas que, a la luz del Evangelio, necesitan apoyo para continuar su camino de vida y amor.

La Pastoral Familiar quiere evangelizar y evangeliza la familia, con la familia y para la familia, ofreciendo las herramientas necesarias para su formación y promoción, tengan la realidad social, cultural y económica que tengan, para finalmente transformar nuestra sociedad a través del mensaje de AMOR de Jesús: «No sólo diría que la familia es importante para la evangelización del nuevo mundo. La familia es importante, es necesaria para la supervivencia de la Humanidad. Si no hay familia, la supervivencia cultural de la Humanidad corre peligro. Es la base, nos guste o no nos guste: la familia» — Francisco, de la entrevista a la Radio de la Archidiócesis de Río de Janeiro el 27 de julio de 2013.

Nuestro arzobispo Juan, a la reciente publicada Exhortación pastoral titulada El Espíritu rejuvenece a la Iglesia, en la actitud pastoral cuarta titulada «Proponer la fe en positivo, respetando los tiempos y la hora de Dios» dice: «El “Ve, y haz tú lo mismo” de Lc 10, 37 es una invitación a movilizar las energías de amor que toda persona humana lleva dentro del corazón». Y continúa diciendo, más adelante: «Acompañemos las personas, ayudemos, integremos. La aportación cristiana se convierte siempre en una llamada a vivir el querer y el darse con toda su grandeza, delicadeza y exigencia. Esto supone una actitud a la vez respetuosa y crítica. Es necesario subrayar que el Evangelio no condena nunca, sino que asume, impulsa y corrige para hacer crecer el único Espíritu».

Es este el espíritu de todas las acciones de servicio que la Delegación de pastoral familiar de la archidiócesis de Tarragona lleva a cabo en el Centre Pastoral Oblatas de la calle Portal del Carro de nuestra ciudad.

Marcel Pallejà,
miembro del equipo de la Delegación de pastoral familiar del Arzobispado de Tarragona

Ús de galetes

Aquest lloc web utilitza galetes perquè tingueu la millor experiència d'usuari. Si continua navegant està donant el seu consentiment per a l'acceptació de les esmentades cookies i l'acceptació de la nostra política de cookies . ACEPTAR

Aviso de cookies