977233412 premsa@arqtgn.cat

La archidiócesis de Tarragona se ha sumado a la Jornada de oración y reflexión por todos los afectados de la pandemia Covid-19 celebrada este fin de semana en todas las diócesis españolas. La misa exequial ha tenido lugar este domingo, día 26 de julio, en la Catedral metropolitana, en la festividad de San Joaquín y Santa Ana, patrones de los abuelos, uno de los sectores de nuestra sociedad más afectados por esta pandemia.

La misa, también por el eterno reposo de todos los difuntos que nos han dejado durante el confinamiento y por el consuelo y la esperanza de sus familiares, ha tenido un recuerdo destacado para los cuatro sacerdotes de la archidiócesis traspasados ​​durante el tiempo de confinamiento —Mn. Joan Aragonès Llebaria, Mn. Josep M. Prats Borges, Mn. Ricard Cabré Roigé i Mn. Josep M. Barenys Capellades—, de cuyo ministerio se han leído los rasgos más significativos de su ministerio.

En la celebración también se ha querido agradecer, en particular, la asistencia de los familiares de personas fallecidas y la presencia de los profesionales, instituciones y entidades que han trabajado y trabajan para paliar las múltiples crisis que ha provocado la Covid-19. Todos ellos, junto con los que han muerto sólo en su casa, en los hospitales o en las residencias de ancianos, han estado bien presentes en las oraciones de los fieles, momento en que cada lector ha depositado una flor blanca al pie del cirio pascual.

La celebración, presidida por el Sr. Arzobispo, Mons. Joan Planellas, ha sido concelebrada por más de cuarenta sacerdotes de la archidiócesis. También se ha contado con la representación de la Iglesia Evangélica del Salvador en Reus. El Coro dels Amics de la Catedral, acompañado al órgano, ha sostenido los cantos de la celebración.

Arzobispo Joan: «Qué paradoja poder ver y escuchar como un mal provoca tanto bien!»

El Sr. Arzobispo, en la homilía, citando la Nota de la Conferencia Episcopal Española para esta Jornada, ha manifestado que esta celebración «nos debe servir también para tomar conciencia de la importancia de nuestros mayores y el valor fundamental que tienen en las nuestras comunidades cristianas, como motor y fuerza de sabiduría y experiencia ante la vida. Ellos son ejemplo y guía para los jóvenes y niños, ya que no son solo destinatarios de la pastoral evangelizadora de la Iglesia, sino verdaderos actores».

Seguidamente, el prelado, a la luz de la Palabra de Dios, ha fijado la atención en tres imágenes que durante este tiempo nos han impactado: la imagen de la impotencia y de la muerte, la imagen de la caridad y de la solidaridad, y la imagen del papa Francisco en la oración por la epidemia del pasado 27 de marzo.

«Hospitales y servicios sanitarios entregados, pero, al mismo tiempo, desbordados por la ola imprevista. La pandemia se nos infiltró en medio de nuestros muros de bienestar y de nuestras fortalezas aparentemente infranqueables. Hemos comprobado la fragilidad humana. Todos nos hemos hecho preguntas ante las limitaciones de la misma ciencia», ha asegurado el arzobispo Joan. Y ante este contexto, «la imagen de tantos, creyentes o no, a través de instituciones eclesiales o civiles, que se han entregado a los más vulnerables y descartados de la sociedad y que la crisis sanitaria ha agravado considerablemente. ¡Qué paradoja poder ver y escuchar como un mal provoca tanto bien!»

Finalmente, ha citado las palabras del papa Francisco en la oración por la pandemia del pasado mes de marzo, en la plaza de San Pedro del Vaticano, cuando decía: «Escuchad siempre el gemido del que sufre; déjese conmover por aquellos que lloran y mueren en el mundo de hoy. Si sabe llorar con los que lloran, seréis verdaderamente felices».

Representación de numerosas instituciones políticas, sociales y eclesiales

Entre las autoridades civiles y políticas, a las que ha dado la bienvenida el Canciller y portavoz del Arzobispado, Mn. Simó Gras, ha asistido el alcalde de Tarragona, Sr. Pau Ricomà, acompañado de otros miembros del consistorio tarraconense; el delegado territorial del Gobierno de la Generalitat en Tarragona, Sr. Òscar Peris; el subdelegado del Gobierno en Tarragona, Sr. Joan Sabaté; el alcalde de Reus, Sr. Carles Pellicer; el alcalde de l’Arboç del Penedès, Sr. Joan Sans y en representación del alcalde de Mont-roig del Camp, la Sra. María del Remedio Benech. También ha asistido el vicepresidente primero de la Diputación de Tarragona, Sr. Joaquim Nin; el presidente del Consejo Comarcal de la Conca de Barberà, Sr. Magí Trullols; el expresidente de la Diputación de Tarragona, Sr. Josep Poblet; además de representantes del Colegio Oficial de Médicos de Tarragona, de la Gerencia de la Región Sanitaria del Campo de Tarragona, del Colegio Oficial de Enfermeras y Enfermeros de Tarragona, de la Cruz Roja y de los Servicios funerarios Mémora de Tarragona.

En cuanto a las entidades eclesiales y sociales se ha contado con la participación del presidente de Cáritas Diocesana, Sr. Salvador Grané; del presidente de la Hospitalidad diocesana de la Virgen de Lourdes, Dr. Miquel Domènech; los miembros de la Comisión diocesana para paliar los efectos de la pandemia Covid-19; los directores de todas las escuelas diocesanas; la responsable de la Comunidad de San Egidio en Tarragona, Sra. Remei López; el presidente de la Fundación Santa María de Siurana, Sr. Robert Vendrell; representantes del Apostolado del Mar – Stella Maris y en representación de la Fundación Bonanit, el Sr. Josep M. Carreto.

 

Descarregar homilia

audio de l’homilia

Ús de galetes

Aquest lloc web utilitza galetes perquè tingueu la millor experiència d'usuari. Si continua navegant està donant el seu consentiment per a l'acceptació de les esmentades cookies i l'acceptació de la nostra política de cookies . ACEPTAR

Aviso de cookies