977233412 [email protected]

Laura (nombre ficticio para mantener su anonimato) es una chica joven de Reus, tiene veintiún años y hace dos que es madre de una niña. Aunque la maternidad entraba en sus proyectos de futuro no se esperaba vivirla tan pronto, con sólo diecinueve años.

Gracias al acompañamiento de su familia y del proyecto Ángel, impulsado por la Delegación diocesana de pastoral familiar, Laura no afrontó tan sola una difícil decisión de la que no se arrepiente, al contrario, su «sí» le cambió la vida a mejor.

-Su testimonio no es de lo más común hoy en día. Una chica joven que en un determinado momento decide seguir adelante con su embarazo a pesar de todas las dificultades que puedan haber. ¿Cómo recuerda ese momento?

Fue una decisión complicada donde sólo había dos opciones. Yo desde siempre había querido ser madre aunque mi situación emocional en ese momento no era la más adecuada, mi hija fue mi fuerza. Ella no tenía la culpa de nada y sólo me tenía a mí. No hubiera podido soportar la idea de vivir sin ella, ya formaba parte de mí y eso me hizo mucho más fuerte. Gracias a ella sé y siento que he vuelto a vivir.

-¿Cuál fue la reacción de su familia o de sus amigos?

Cuando comuniqué la noticia a mi familia se quedó en estado de shock pero luego mis padres y mi hermana, las personas más cercanas a mí, me apoyaron en todo. También otros miembros de la familia, como mi tío y la abuela, estuvieron a mi lado. Con los amigos pasó un poco lo mismo, primero no se lo podían creer pero luego me apoyaron en todo.

-¿Se ha sentido acompañada por la Iglesia?

Tuve la suerte de estudiar en una escuela cristiana y en todo momento tuve el apoyo del colegio, del profesorado y de los alumnos de mi clase y también de las otras. El sacerdote también me visitó en el hospital en un momento en que yo estaba rota y hundida por mi situación emocional. Recuerdo que me entregó una cruz muy bonita y sus palabras de apoyo y consuelo permanecerán siempre en mi recuerdo.

También tengo que decir que después de tener la niña fui a la parroquia de donde era una amiga mía y allí me acogieron como una hermana más, nunca me juzgaron. Y a día de hoy los considero como una familia, nos ayudan y nos quieren mucho a ambas. Formo parte de un grupo de jóvenes con mucha fuerza y ​​voluntad que intentamos vivir con paz y alegría, viviendo en la presencia de Dios y donde contamos con el acompañamiento del sacerdote.

-El hecho de compartir con gente su testimonio también la debe ayudar… ¿Qué reacciones observa?

Sí, lo he hecho en varias ocasiones y puedo decir que sí, me ayuda mucho a nivel personal, me hace crecer. Me enriquece mucho poder transmitir de viva voz como de maravillosa es la experiencia de ser madre, poder explicar cómo me llena por dentro y cómo me hace luchar día a día para mí y mi hija pero también para todas las madres que se sienten solas.
La gente, sobre todo los más jóvenes, se quedan realmente sorprendidos con mi testimonio. Entiendo que no es lo más habitual en una sociedad donde la libertad está tan sometida a críticas, reglas y patrones. Estoy contenta de haber superado mis heridas y crecer en madurez, todo esto es el fruto de una esperanza reencuentro, y del amor de quienes me rodean y de mi hija.

-¿Qué le diría a una chica que se pueda encontrar en su misma situación?

En primer lugar le diría que es una chica muy luchadora, que no tenga miedo, que tiene una vida en su interior que le dará fuerza, la hará luchar, la hará revivir. Es un amor tan grande y puro! También me gustaría decirle que el dolor y sufrimiento vivido estará recompensado con el inmenso amor que se profesarán. La maternidad es una gran aventura, un viaje lleno de lecciones y retos. Crecerá como persona, estoy segura. Y, finalmente, le diría que sea feliz, que se refugie en aquellos que la quieren y que no tenga miedo.

 Entrevista publicada en el Full Dominical de 21 de julio de 2019 (n. 3619)

Ús de galetes

Aquest lloc web utilitza galetes perquè tingueu la millor experiència d'usuari. Si continua navegant està donant el seu consentiment per a l'acceptació de les esmentades cookies i l'acceptació de la nostra política de cookies . ACEPTAR

Aviso de cookies