Según los datos del Pew Research Center («The Future of World Religions: Population Growth Projections, 2010-2050») y teniendo en cuenta los números absolutos, hacia el 2050 prácticamente habrá el mismo número de musulmanes que de cristianos en el planeta, lo que quiere decir que el islam crecerá mucho más que el cristianismo. Este hecho se explica fundamentalmente por la enorme diferencia existente entre lo que los anglosajones llaman el índice de fertilidad y nosotros el índice sintético de fecundidad (por cierto, Cataluña repetidamente tiene los índices más bajos de todos los países del mundo!). El ratio entre los índices de fecundidad de algunos países musulmanes y de países de mayoría cristiana puede llegar a ser de 3,7 (por ejemplo entre Somalia, con un índice 6,4 y Brasil, 1,7). El patrón de fecundidad de los países de mayoría musulmana es muy superior al de mayoría cristiana (católica o evangélica) y al de países como China (1,6) o la India (2,4). Indonesia, el país con más musulmanes del mundo, tiene un índice de fecundidad de 2,4, superior al nivel de reposición de las generaciones, y es uno de los países musulmanes con menor índice si lo comparamos con Jordania (3,4), Argelia (2,8), Irak (4,4), Mauritania (4,7) o la misma Somalia que ya hemos señalado. Los países cristianos oscilan entre un índice 3,0 de Filipinas (excepción que confirma la regla), Bolivia (2,9) y Australia (1,5), España (1,3), EEUU (1,8) y Colombia (1,4). Las mujeres musulmanas en el mundo tienen una media de 3 hijos, superior al de las mujeres cristianas. El hecho de que cuenten también con una población sustancialmente más joven hace que las predicciones de crecimiento den un mayor crecimiento en el islam que a otras religiones.

Por otra parte, y a escala global, la religión cristiana que más crece es el pentecostalismo. Que el islam crezca «demográficamente» en Mauritania o en Somalia es un hecho indiscutible y en cierto modo poblacionalmente normal. Ahora bien, que el cristianismo pentecostal crezca en entornos «de misión», como por ejemplo en una buena parte de países africanos o en países del este europeo de mayoría (al menos en teoría) ortodoxa, o que sea en China o Corea del sur donde crezca, esto ya no es tan «normal». Más teniendo en cuenta que en todos los casos coincide con procesos de secularización más o menos intensos. El crecimiento del pentecostalismo en el mundo nos permite asegurar que el cristianismo no descenderá al mundo en las próximas décadas, sino que más bien crecerá no tanto por el hecho demográfico, sino por el hecho de las conversiones. El análisis de los datos proyectadas de creyentes del informe del Pew Center nos permite llegar a las siguientes conclusiones:

a) Los países europeos más secularizados actualmente aumentan el porcentaje de la población que no declara ninguna religión. De cumplirse esta evolución, habría que seguir afirmando que el proceso de secularización es vigente y avanza, al menos para un grupo de países que podríamos considerar el centro neurálgico del proceso secularizador. Por lo tanto, esto, en parte, cuestionaría la tesis de la des-secularización que mantiene Berger en la última época, como contrapunto a la tesis clásica de la secularización del Berger inicial.

b) Los Estados Unidos, con una fuerte presencia religiosa y que ha servido para rebatir la tesis clásica de la secularización, presenta una bajada de 12 puntos porcentuales en el porcentaje de personas que se declaran cristianas y un ligero aumento de las que se declaran musulmanes (0,9% a 2,1%). El contrapunto es el importante crecimiento de las personas que no declaran filiación religiosa, que pasan del 16,4% al 25,6%. Esta evolución indicaría que incluso en el país de la civilización occidental más religioso (en palabras de Samuel Hungtinton), también sigue en paralelo la secularización, y se espera que esta no se detenga sino que siga creciendo.

c) En los países occidentales donde se delimita el proceso de secularización clásica, particularmente en Europa occidental, cuando crece el número de personas con una determinada afiliación religiosa lo hace en contexto migratorio. Pero lo que es más interesante es que este crecimiento no sólo se da en países de tradición secular, sino también en todos los países donde se observa un diferencial importante entre los índices de natalidad de las personas autóctonas y los de inmigrantes.

d) Una cuarta proposición que quedará para estudios posteriores. Los países árabes musulmanes presentan una secularización muy débil y desigual si atendemos al número de no afiliados, pero en todo caso esta tímida secularización no conlleva la apertura del mercado religioso ya que no crece la competencia religiosa, sino que más bien prácticamente desaparece. Este hecho no pasa solo en países fuertemente autoritarios, sino en aquellos que presentan rasgos de apertura política como el caso de Marruecos o Túnez.

e) La mayoría de países ex europeos han experimentado un importante crecimiento de las religiones nacionales (una buena parte de países tienen como religión mayoritaria el cristianismo ortodoxo). Con la democracia han blindado la religión oficial frente a otras religiones y no han permitido la constitución de un mercado religioso plural, lo que es paradójico con la llegada de la democracia.

f) En Asia, el hinduismo y el budismo, en sus diferentes variantes, crecerán por el empuje demográfico (cada vez más controlada en la India y en Indochina), pero no por la acción proselitista, prácticamente inexistente. Japón es uno de los países del mundo con más personas que no declaran filiación religiosa (junto con Uruguay!), Y esta cifra seguirá en aumento.

Como se puede observar, el mapa de las religiones de 2050 será un mosaico de interés para los investigadores. Tendremos que seguir estos procesos ya que algunos consideran que los conflictos religiosos todavía serán la norma a nivel global.

Angel G. Belzunegui-Eraso
Director de la Cátedra de Inclusión Social de la Universidad Rovira i Virgili

Artículo publicado en la revista ‘Església de Tarragona’ de marzo-abril (n. 303)

Ús de galetes

Aquest lloc web utilitza galetes perquè tingueu la millor experiència d'usuari. Si continua navegant està donant el seu consentiment per a l'acceptació de les esmentades cookies i l'acceptació de la nostra política de cookies . ACEPTAR

Aviso de cookies