El pasado día 10 de mayo se firmó el Motu proprio Antiquum ministerium, documento con el que el papa Francisco establece el ministerio laical del catequista. Un ministerio del que ya se hace mención en el Evangelio de Lucas y en las Cartas de San Pablo a los Corintios y a los Gálatas.

Con este Motu proprio el papa Francisco pone en marcha aquel viejo anhelo de redescubrir la singularidad de la identidad laical y su misión en la Iglesia, aspecto importantísimo que ya el Concilio Vaticano II (1962-1965) puso de relieve y que el en 1972 Pablo VI oficializó con su carta apostólica Ministeria quaedam, en la que afirma que los ministerios pueden confiarse a los laicos de tal forma que no sigan estando reservados a los candidatos al sacramento del Orden.

El documento presenta el catequista como un testimonio de la fe, un maestro, un mistagogo, un compañero y un pedagogo, llamado a ponerse al servicio pastoral de la transmisión de la fe, desde el primer anuncio hasta la preparación para los sacramentos de la iniciación cristiana, así como también a la formación permanente. El ministerio laical del catequista dará mayor énfasis al compromiso misionero propio de cada bautizado, que debe llevarse a cabo sin caer en ninguna expresión de clericalización.

El papa Francisco pone de manifiesto como el ministerio laical de catequista tiene también «un fuerte valor vocacional» porque «es un servicio estable dado a la Iglesia local (en la diócesis y en la parroquia)» que requiere «el debido discernimiento por parte del obispo» y un Rito de Institución especial que próximamente será elaborado y presentado por la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos.

En el documento el Papa describe cómo debe ser el catequista: deben ser hombres y mujeres «de profunda fe y madurez humana»; que participen activamente en la vida de la comunidad cristiana; que puedan ser «acogedores, generosos y vivan en comunión fraterna»; deben formarse desde el punto de vista bíblico, teológico, pastoral y pedagógico; deben tener una experiencia previa madura de catequesis; deben colaborar fielmente con los sacerdotes y diáconos, y han «estar animados por un verdadero entusiasmo apostólico».

Finalmente, el Papa invita a las Conferencias Episcopales a «hacer efectivo el ministerio del catequista» estableciendo el proceso formativo y los criterios normativos necesarios para acceder, de manera coherente y de conformidad con el Motu proprio.

En la práctica y concretando en nuestra archidiócesis, el hecho de que el Papa haya establecido este ministerio laical puede conllevar diversas consecuencias desde el punto de vista de la pastoral: para empezar, creo que lo que es evidente es que el Papa plantea la necesidad de implicar mucho más a los laicos en la misión de la Iglesia. La situación actual de descristianización de la sociedad nos obliga a proponer una pastoral en clave evangelizadora donde los laicos tengan un gran protagonismo precisamente porque como laicos en el mundo su testimonio será un primer anuncio de la fe y una invitación a iniciar un proceso de iniciación. Para poder dar respuesta a todo esto debemos plantearnos muy seriamente cómo podemos mejorar y aumentar las ofertas de formación y preparación de los laicos para que se puedan sentir capacidades en la misión apostólica que deben asumir. Por otra parte este Motu proprio urge a que, al servicio de las futuras unidades pastorales que vamos definiendo en nuestro Arzobispado, pueda haber equipos de sacerdotes, diáconos y también laicos que, debidamente coordinados, puedan atender las necesidades o retos pastorales que se detecten, asumiendo estos, los laicos, responsabilidades en el ámbito del anuncio y crecimiento en la fe por el ministerio que habrán recibido.

Joan Àguila, pbro.
Delegado diocesano para la evangelización, la catequesis y los jóvenes

Artículo publicado en el Full Dominical del 30 de mayo de 2021 (n. 3716)

Ús de galetes

Aquest lloc web utilitza galetes perquè tingueu la millor experiència d'usuari. Si continua navegant està donant el seu consentiment per a l'acceptació de les esmentades cookies i l'acceptació de la nostra política de cookies . ACEPTAR

Aviso de cookies