977233412 [email protected]

Núria Calduch-Benages (Barcelona, ​​1957) es un referente del estudio de la Sagrada Escritura, y aún afinando más, de las mujeres en la Biblia. Su labor se ha visto reconocida en el Vaticano con diferentes responsabilidades que le han encomendado. Participó en los trabajos de la Comisión de Estudio sobre el Diaconado Femenino (2016-2019) y el papa Francisco le ha nombrado secretaria de la Comisión Bíblica Pontificia, la primera mujer en asumir este cargo. Más recientemente, ha sido nombrada consultora de la Congregación para la Doctrina de la Fe.

—«La Palabra, fuente de consuelo y esperanza» (Rm 15,4) es el lema de la Semana Bíblica de este año. ¿La pandemia nos ha ayudado a descubrir o redescubrir este aspecto?

Esta pandemia es un drama de época, un drama cósmico que afecta a toda la humanidad. Los gobiernos y los entendidos buscan soluciones técnicas a esta crisis (vacunas, medicamentos…), pero las personas siguen experimentando el dolor, el sufrimiento, la incertidumbre y la soledad. En un momento de crisis y esmero como el que estamos viviendo, la Palabra ciertamente es fuente de consuelo y esperanza para los creyentes, porque activa la parte más profunda de la persona, ese lugar misterioso donde sólo prevalece lo esencial.

—¿Qué aporta la mirada femenina al estudio de la Biblia?

Me limito a señalar tres aportaciones. En primer lugar, una especial atención a aquellos textos en los que las mujeres son protagonistas, realizan papeles secundarios o tan sólo son mencionadas. En segundo lugar, un interés por todo lo que se relaciona con la mujer o el femenino, es decir, por el lenguaje y sus estrategias, por las imágenes y los símbolos. En estos últimos años, por ejemplo, han aparecido muchas publicaciones sobre el uso de las metáforas femeninas en la Biblia. En tercer lugar, una preocupación por cómo interpretar los textos bíblicos que describen acciones violentas contra las mujeres o utilizan imágenes denigrantes contra ellas.

—¿Qué dificultades hay a la hora de estudiar a las mujeres bíblicas?

La primera dificultad es la escasez de textos. Comparamos por ejemplo cuántos profetas   —con sus obras— aparecen en la Biblia y cuántas profetezas. Las únicas mujeres que son presentadas como profetezas son Míriam, Débora, Hulda y Noadies (la mujer de Isaías es un caso dudoso). La segunda dificultad está relacionada con la perspectiva, dinámica y finalidad de estas narraciones, todas ellas creadas y escritas por hombres.

—En el momento actual que vivimos, ¿qué referentes femeninos bíblicos encuentran más eco? ¿Con cuáles de estas mujeres podemos sentirnos más identificadas?

Todas las mujeres bíblicas son de actualidad. Estos últimos años he editado tres libros sobre este argumento (Las mujeres de la Biblia/Antiguo Testamento, Las mujeres del Nuevo Testamento y Paz y las mujeres, publicados en italiano y en castellano) que han tenido una acogida increíble en el público. Esto significa que el tema interesa y no sólo a las mujeres, como a veces suele decirse. Personalmente, sintonizo de manera especial con Na Sabiduría, esta figura misteriosa que se encuentra en los libros sapienciales de la Biblia (Proverbios, Job, Sirácida, Sabiduría). Primogénita de todas las criaturas, ha puesto su tienda entre nosotros para enseñarnos el camino que lleva a la vida y qué debemos hacer y evitar para alcanzar la meta.

—Débora, Esther, Judith, Ruth, María, Febe… ¿qué mensaje tienen para el hombre del siglo XXI?

Si tuviera que destacar un aspecto característico de estas figuras –o de casi todas–, sería el siguiente. Ninguna de ellas desea el poder, ninguna de ellas se mueve por el poder, ninguna de ellas supedita su vida al poder, lo que es muy frecuente en los personajes masculinos de la Biblia. Por el contrario, ellas ponen sus capacidades y habilidades, su energía y sus estrategias -muy inteligentes- al servicio del pueblo. Su objetivo es trabajar por el bien y la salvación del pueblo. Débora, Esther, Judith… responden a la misión que Dios les ha encargado en clave de servicio, nunca en clave de poder.

Entrevista publicada en la Hoja dominical del 23 de enero de 2022 (n. 3750)

Ús de galetes

Aquest lloc web utilitza galetes perquè tingueu la millor experiència d'usuari. Si continua navegant està donant el seu consentiment per a l'acceptació de les esmentades cookies i l'acceptació de la nostra política de cookies . ACEPTAR

Aviso de cookies