977233412 [email protected]

El papa Francisco dice que no puede prescindirse del diálogo entre las personas mayores y los jóvenes.

Lo dice en el mensaje para la celebración de la 55 Jornada de la Paz del día 1 de enero de ese año. Propone tres caminos para construir una paz duradera: el diálogo entre generaciones, educación y trabajo. Me fijaré en el primero.

Dice el papa Francisco: los grandes retos sociales y los procesos de construcción de la paz no pueden prescindir del diálogo entre los depositarios de la memoria —los mayores— y los continuadores de la historia —los jóvenes—; tampoco pueden prescindir de la voluntad de cada uno de nosotros de dar cabida al otro, de no pretender ocupar todo el escenario persiguiendo los propios intereses inmediatos como si no hubiera pasado ni futuro. La crisis global que vivimos nos muestra que el encuentro y el diálogo entre generaciones es la fuerza propulsora de una política sana, que no se contenta con administrar la situación existente con «parches o soluciones rápidas», sino que se ofrece como a forma eminente de amor al otro, en la búsqueda de proyectos compartidos y sostenibles.

Y termina el mensaje con el deseo de que cada día sean más numerosos los que se conviertan en artesanos de paz. Sin hacer ruido, dice, con humildad y perseverancia. Y que siempre les preceda y les acompañe el Dios de la paz.

Esto, como ocurre tantas veces, puede parecer muy bonito para decir e incluso para hacer una cita del Papa. Pero seguramente que muchos nos preguntamos: ¿quiere decir que esto nos lo creemos? ¿Dónde existe ese diálogo entre mayores y jóvenes?

Parece que muchas personas mayores no tienen la percepción de que se les valore y se les tenga en cuenta. Más de una vez te encuentras con personas que se sienten menospreciadas e incluso que piensan que estorban.

Querido lector/lectora, si vives la experiencia de sentirte valorado y amado y que se te tiene en cuenta y se te pide este diálogo como un buen servicio al conjunto, puedes darlo gracias a Dios. ¿Quizás podemos decir que eres una persona privilegiada? Ojalá sea más normal y puedan experimentarlo muchas personas. Es un bien para cada uno y para los demás.

Miquel Barbarà Anglès, pbro.

Artículo publicado en el Full dominical de 6 de febrero de 2022 (n. 3752)

Ús de galetes

Aquest lloc web utilitza galetes perquè tingueu la millor experiència d'usuari. Si continua navegant està donant el seu consentiment per a l'acceptació de les esmentades cookies i l'acceptació de la nostra política de cookies . ACEPTAR

Aviso de cookies