977233412 [email protected]

La Concepció Mallafré Vidal es catequista de la parroquia de Santa Caterina de Vinyols i els Arcs, en el Baix Camp.

—¿Cómo está viviendo la vida de parroquia desde el confinamiento? ¿Qué echa de menos o que valora más?

La estoy viviendo con un poco de angustia ya que lo que me gusta es poder ir a misa los domingos, poder hacer la catequesis a los niños, asistir como anfitriona a las cenas Alpha y todo eso ahora no lo podemos hacer. Pero, por otro lado, este confinamiento ha hecho que valoremos mucho más las relaciones personales y familiares. Valoras mucho más las pequeñas cosas que antes nos pasaban por alto aunque echo mucho de menos la vida de parroquia.

—¿Cómo le han ayudado todas las iniciativas que se están impulsando desde la Iglesia?

Las iniciativas que han surgido en nuestra comunidad me han ayudado mucho a mantener viva mi fe y aprovechar el tiempo de una manera que pensaba que no podría hacer. Cuando dijeron que teníamos que estar confinados y no podríamos ir a la iglesia pensé en cómo lo haríamos, pero con todas las iniciativas que han ido surgiendo, no hemos dejado pasar ni la Semana Santa, que la hemos vivido de una manera muy espiritual y bonita.

Como soy catequista también he dejado de hacer la catequesis cada semana pero hemos mantenido el contacto con los niños ya que les hacemos llegar material que nos van pasando desde la parroquia y también les hemos ayudado a vivir la Semana Santa con alguna manualidad.

Ús de galetes

Aquest lloc web utilitza galetes perquè tingueu la millor experiència d'usuari. Si continua navegant està donant el seu consentiment per a l'acceptació de les esmentades cookies i l'acceptació de la nostra política de cookies . ACEPTAR

Aviso de cookies